El activista encarcelado Jeremy Hammond fue llamado, en contra de su voluntad, para testificar ante el Gran Jurado Federal en la Corte de Distrito de Virginia

Traducido por Hexentanzplatz

El activista de la información Jeremy Hammond se encuentra en prisión y ha sido llamado en contra de su voluntad para testificar ante un Gran Jurado Federal en el Distrito Este de Virginia (EDVA). La semana pasada, Hammond fue retirado de la Institución Correccional Federal en Memphis, Tennessee, donde cumplía una condena de 10 años de prisión después de declararse culpable de los cargos de pirateo del contratista de inteligencia privado Stratfor Global Intelligence. En el momento de su transferencia, Hammond estaba inscrito en el Programa Intensivo de Abuso de Drogas Residenciales (RDAP) de la Oficina Federal de Prisiones, que al finalizar califica a los reclusos participantes para la liberación anticipada. La fecha de salida de la prisión de Hammond se proyectó para mediados de diciembre de 2019, pero debido a su retiro del programa RDAP y la convocatoria a este Gran Jurado, su tiempo en prisión podría extenderse por más de dos años. Aunque Hammond todavía está en tránsito, se cree que será detenido en Alexandria, VA, o cerca de ahí, mientras dure el proceso.

La siguiente es una declaración del Comité de Apoyo de Jeremy Hammond con respecto a estos eventos:

Con gran tristeza y enojo anunciamos que Jeremy Hammond está siendo llevado al Distrito Este de Virginia en un esfuerzo por obligarlo a testificar ante un gran jurado”. Dado el secreto de los procedimientos del gran jurado, no conocemos la naturaleza o el alcance de su investigación. Sin embargo, nuestra suposición es que éste es el mismo gran jurado por el cual Chelsea Manning está actualmente encarcelado, debido a que se ha negado a declarar antes.

Jeremy se declaró culpable en 2013 en el Distrito Sur de Nueva York por un cargo de violación de la Ley de Abuso y Fraude Informático. Acordó declararse culpable de conformidad con un acuerdo de no cooperación que le otorgó inmunidad de enjuiciamiento adicional en los 94 distritos judiciales federales. En el momento de su declaración de culpabilidad, Jeremy hizo una declaración en la que se reconoció culpable, con el fin de poder hablar libremente sobre sus acciones y seguir adelante con su vida sin poner en peligro a nadie más:

Hoy me he declarado culpable de un cargo de violación de la Ley de Abuso y Fraude Informático. Esta fue una decisión muy difícil. Espero que esta declaración explique mi razonamiento. Creo en el poder de la verdad. De acuerdo con eso, no quiero ocultar lo que hice o evitar mis acciones. Este acuerdo de no cooperación me libera para decirle al mundo lo que hice y por qué, sin exponer ninguna táctica o información al gobierno y sin poner en peligro la vida y el bienestar de otros activistas dentro y fuera de línea “.

Jeremy se declaró culpable de poner fin al caso en su contra. Se declaró culpable porque no tenía interés en cooperar con el gobierno. Fue sentenciado a 10 años, el máximo permitido bajo su acuerdo de culpabilidad, y ha estado cumpliendo su condena, contando hasta el día en que finalmente será libre. Se suponía que ese día llegaría a mediados de diciembre de 2019.

El esfuerzo del gobierno para tratar de obligar a Jeremy a testificar es punitivo y mezquino. Jeremy ha pasado casi 10 años en prisión por su compromiso con sus creencias, firmemente arraigadas. No hay forma de que testifique ante un gran jurado. El gobierno sabía esto cuando le dieron inmunidad en todas las jurisdicciones federales a cambio de su declaración de culpabilidad. Al llevarlo en contra de su voluntad al Distrito Este de Virginia, el gobierno puso fin a su participación en el programa de drogas RDAP, agregando efectivamente un año a su sentencia. Si a Jeremy se le hubiera permitido completar el programa de 9 meses, habría obtenido una reducción de sentencia de 12 meses. Cuando se niegue a testificar, su sentencia se prolongará indefinidamente cuando sea castigado con más encarcelamiento por desacato de testificar ante un tribunal.

Al igual que otros valientes que se han resistido al gran jurado, incluido Chelsea Manning, Jeremy cree firmemente que los grandes jurados son herramientas represivas del gobierno, que se utilizan para investigar e intimidar a las comunidades activistas y que los fiscales abusan de ellos para obtener acceso a la inteligencia a la que no tienen derecho.

El flagrante abuso del proceso del gran jurado por parte del gobierno de EUA en este caso continúa con un patrón claro de apuntar, aislar y castigar a los que dicen la verdad y a los activistas. Debemos levantarnos y decir que ya es suficiente. No podemos permitir que el gobierno use tácticas de intimidación fascistas para atacar, encarcelar, silenciar y torturar a quienes amenazan su poder. No debemos permitir que el gobierno nos fracture o que apoyemos a quienes más nos necesitan, sin importar cómo traten de enfrentarnos unos con otros, y no debemos permitir que siembren el miedo y la desconfianza en nuestras comunidades. Debemos unirnos como uno solo, unidos en nuestro apoyo a la verdad y la transparencia, y por aquellos que han pagado el precio final para traerlas a nosotros.

Original en https://www.sparrowmedia.net/2019/09/imprisoned-activist-jeremy-hammond-called-against-his-will-to-testify-before-federal-grand-jury-in-the-edva/