La criminalización de ANTIFA (EUA)

Declaración sobre el intento de los grupos de extrema derecha, a través de dos senadores de EUA, de criminalizar la protesta contra los campos de concentración y los grupos de odio al etiquetar a grupos antifascistas como organizaciones terroristas nacional

Escrito por Rose City Antifa

Traducido por Hexentanzplatz

El 18 de julio de 2019, dos senadores de los Estados Unidos presentaron una propuesta para designar “antifa” como una organización terrorista nacional. En una semana vimos un rally de Trump donde se entonó un canto para la deportación de una mujer del Congreso que es progresista, negra y musulmana. No puede haber un signo más claro sobre dónde estamos parados, que esta propuesta de declarar ilegal al antifascismo. El partido republicano está atacando explícitamente a su oposición. En la propuesta no hay una definición específica de “antifa”. La palabra “Antifa” es empleada como una advertencia, es la abreviación para aquellos disidentes que no quieran obedecer. Si se aprobara esta propuesta, sería una poderosa arma para silenciar a los disidentes y a la gente de izquierdas en los Estados Unidos.

En esta resolución, los senadores específicamente mencionaron a los antifascistas en Portland, señalando a nuestra comunidad por defenderse a sí misma de los fascistas, los neonazis, y los supremacistas blancos que han asaltado nuestra ciudad durante los últimos tres años. Debido a su carácter progresista, Portland ha sido un punto focalizado por los elementos más violentos de la derecha. La estrategia de la extrema derecha ha sido atacar a la izquierda donde sea que tengamos la audacia de existir: en la educación superior, en Berkeley, en los eventos del orgullo gay, en juntas laborales y de sindicatos, en planificación familiar, y en una ciudad símbolo de los valores progresistas como lo es Portland. No es suficiente para ellos tener sus propias comunidades conservadoras, la presidencia, la Suprema Corte, el Senado, el aparato de medios masivos de la extrema derecha; también deben acosar, atacar violentamente y aterrorizar a cualquiera en cualquier lugar que se atreva a disentir con su visión opresiva.

La justificación de esta resolución es una amenaza fabricada que sólo existe en ausencia del pensamiento crítico y de investigación. La gran amenaza política nacional en los Estados Unidos es la extrema derecha, que ha sido quien cometió el 98% de los asesinatos por motivos ideológicos en 2018. Hemos visto el número de muertos aquí en Portland. Larnell Bruce, un adolescente negro, fue brutalmente asesinado por un supremacista blanco fuera de un 7-eleven en 2016. En 2017, Jeremy Christian, un miembro del grupo de la supremacía blanca Patriot Prayer, apuñaló y asesinó a dos pasajeros e hirió de gravedad a un tercero en un tren Portland MAX después de que intentaron evitar que acosara a dos mujeres de color. El grupo de extrema derecha Proud Boys ha patrullado nuestra ciudad buscando gente a la que atacar. Miembros de la comunidad LGBT+ han sido constantemente atacados, y se les ha llamado mentirosos cuando se organizan para defenderse a sí mismos. La Oficina de Policía de Portland ha brindado su apoyo a la derecha en cada ocasión. Historias como estas tienen ecos por todo el país. Esta es la verdadera amenaza de nuestros tiempos.

Los antifascistas han protegido de la violencia fascista a numerosos eventos, espacios y manifestaciones en nuestra comunidad. Los antifascistas han detenido actividades y reclutamiento fascista; diseminado información valiosa acerca de las amenazas y la seguridad entre sus comunidades; producido investigación y escrito textos que de otra manera no existirían; proveído cuidado y apoyo a miembros de nuestra comunidad que han sufrido el impacto de las amenazas y la violencia fascista; organizado y llevado a cabo eventos educativos en una amplia gama de temas; hecho actos de beneficencia para servicios vitales como los derechos reproductivos; y mucho más. La acción antifascista funciona. Después de que los Proud Boys invadieran nuestra ciudad múltiples veces causando graves daños a los miembros de nuestra comunidad, faltaron a su propio rally el 29 de junio de 2019, llamado “la batalla de Portland parte 2”, después de que una diversa coalición de activistas se reunió para oponerse a ellos. Los antifascistas organizándose en Portland son parte de un amplio movimiento anti racista y anti opresión que ha estado trabajando por décadas para desestabilizar los rallies de los supremacistas blancos desde Berkeley hasta Charlottesville.

La gran mayoría de lo que hacen los antifascistas no involucra ropa negra en las protestas. Los antifascistas son fáciles de deshumanizar a través de comentarios superficiales sobre la ropa y las máscaras que algunos usan para protegerse, pero los antifascistas son tus vecinos, algunos de ellos están luchando por nuestras vidas y nuestra dignidad porque somos personas de color, queer, trans, o de alguna religión o grupo racial que son atacados. Algunos antifascistas son gente que está aprovechando sus propios privilegios para proteger a otros que no los tienen y que son más vulnerables. Los antifascistas son gente normal: madres, profesores, carpinteros, servidores, trabajadores de la salud, y veteranos; luchando contra la opresión, el fanatismo, y la violencia. Porque se requiere gente ordinaria para hacer cosas extraordinarias. Detener la actividad fascista es una meta común para toda la gente consciente. Estos senadores nos llaman terroristas nacionales.

No todas las personas conscientes están de acuerdo con las tácticas, pero todos serían considerados terroristas de acuerdo con esta resolución propuesta, ya que estén de acuerdo o no con los antifascistas, se declaran en contra de los supremacistas blancos y los campos de concentración. Esta propuesta abriría la puerta a violaciones de los derechos civiles. Si “antifa” es ser terrorista, también lo son los miles de ciudadanos de Portland que permanecieron en contra de Patriot Prayer el 4 de junio de 2017 y el 4 de agosto de 2018, así como los cientos que bloquearon pacíficamente las oficinas de ICE en SW Portland. Sería llamar terroristas nacionales a los activistas y líderes espirituales que se mostraron en contra de los supremacistas blancos en Charlottesville el 11 y 12 de agosto de 2017. No es sopresivo que estos senadores estén preparando esta medida ahora que los rallies en contra de ICE están llamando la atención sobre las muertes en los campos de concentración para migrantes en los Estados Unidos. La gente a lo largo del continente ve la atrocidad que estos campos representan y están demandando que el gobierno y sus políticas migratorias racistas paren de causar ese sufrimiento y esas muertes. Estos senadores harían ilegal la disidencia, por lo cual, nosotros, antifascistas, condenamos absolutamente su propuesta.

DECLARACIÓN Y FIRMANTES

Todos los firmantes condenamos cualquier intento de criminalizar los esfuerzos de la comunidad por detener la supremacía blanca, sus ataques y sus campos de concentración. Condenamos cualquier intento de perseguir a los grupos comunitarios que investigan las amenazas racistas en su comunidad y educan a las personas para que puedan detener tales amenazas. Condenamos cualquier intento de la extrema derecha de asestar un golpe contra sus oponentes políticos demonizando las acciones de los seres humanos de conciencia. Condenamos cualquier intento de proteger a las pandillas de extrema derecha que hacen incursiones violentas en comunidades liberales. Condenamos cualquier intento de proteger el fascismo atacando a quienes se oponen a él.

En la historia, hemos visto lo que sucede cuando el Estado criminaliza la disidencia, cuando las pandillas derechistas pueden aterrorizar y matar con impunidad, y cuando la policía arresta a aquellos cuya moralidad no les permitirá quedarse de brazos cruzados mientras inmigrantes y refugiados están encarcelados en campamentos para morir. Como comunidad, nos negamos a permitir que suceda aquí. Hemos enfrentado a las fuerzas de la extrema derecha antes, y ahora debemos hacerlo nuevamente.

Firmado

  • Rose City Antifa
  • Pop Mob
  • Q-CAFE
  • Pacific Northwest Antifascist Workers Collective
  • Seattle Solidarity Network
  • National Lawyers Guild Lewis and Clark Student Chapter
  • Cascades Abortion Support Collective
  • Portland Institute for Contemporary Art
  • Socialist Alternative Portland
  • Southern Oregon Antifa
  • Eugene Antifa
  • Gresham Antifa
  • Antifa Seven Hills
  • Indivisible Bloomington & 9th District, Indiana
  • Berkeley Antifa
  • ItsGoingDown.org

Original en https://itsgoingdown.org/statement-on-the-far-rights-attempt-to-criminalize-protest-of-concentration-camp-deaths-and-hate-groups/